Tipos de ánodos para eje

Tipos de ánodos para eje. Estos Recambios náuticos se utilizan para evitar que la corrosión electrolítica ocurra deteriorando los metales, se le coloca a dichos metales, un ánodo para eje. Esta corrosión electrolítica se da mediante una corriente eléctrica que se da cuando los metales de distintas potenciales están sumergidos. Estos ánodos son bastante usados en las zonas de la embarcación que se encuentra sumergida o flotando en el mar, como la hélice, el caso y el timón. Dependiendo de la composición del agua, sea salada, dulce o salubre, donde se encuentre la embarcación, se determinará si el material es el más adecuado y si el ánodo se verá más o menos afectado.

Tipos de ánodos para eje

Antes de elegir un ánodo, es de gran importancia que se tenga claro en que aguas está la embarcación para poder saber cuál es el material que mejor se da con la embarcación.

  • En las aguas saladas, lo más recomendable son ánodos para eje de magnesio.
  • En las aguas dulces, lo mejor es contar con ánodos para eje de zinc.
  • En las aguas salobres, ánodos para eje de aluminio es lo más recomendable.

Como se puede observar, estos ánodos van a depender del tipo de agua por donde se navega, ya que la zona donde se encuentre el barco, la contaminación que reciba o la salinidad, es realmente variable y afectará de manera directa el ánodo, impidiendo que actúen realmente como es.

Recomendaciones al adquirir ánodos para eje

  • Si observas que el ánodo no cumple la función correcta, lo mejor que puedes hacer es cambiarlo, no importa si está en perfectas condiciones, pues si no se cambia supondría un peligro de corrosión al metal que se protege.
  • Es verdad que los ánodos tienen como principal función proteger la pieza de la embarcación, pero es de gran importancia que ayudes a eliminar la corrosión con un cepillo metálico.
  • Deberás conocer los tipos de ánodos, para que sepas cual es el más adecuado para tu embarcación.
  • Los ánodos cambian su estética dependiendo de la zona que protege, aunque en algunas piezas no sucede, por lo que se debe cambiar el ánodo en base a la superficie que se protege.
  • Cuidado con las fugas eléctricas, ya que son uno de los factores que incrementan la posibilidad de corrosión.
  • Un error muy común es pintar los ánodos. No se puede hacer, dado que siempre deben tener un contacto directo con el metal.
  • Es importante que los ánodos no lleguen a su desgaste total, por lo que se debe sustituir a medida que vamos observando su desgaste.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s